¿Qué es emprender? ¿Qué consecuencias tiene?

negocio exitoso

Emprender es una acción que requiere responsabilidad e inteligencia, por lo que no todo el mundo está preparado para emprender. A veces, la experiencia es la que determina si puedes ser emprendedor o no, pero lo que está claro es que, antes de emprender, hay que tener claras las consecuencias que tiene el emprendimiento.

¿Qué es?

Emprender se puede definir como un conjunto de acciones económicas y políticas encaminadas a la creación de un negocio por cuenta propia. El emprendedor lleva a cabo una serie de acciones necesarias para construir su negocio con el objetivo de explotarlo y poder vivir de ello, sin tener que trabajar por cuenta ajena.

Dicho de otra manera, emprendedor es la persona que, por su cuenta y riesgo, crea un negocio para poder explotarlo. Sin embargo, hay que tener en cuenta la palabra riesgo porque muchas personas descartan la opción de emprender por el riesgo que deriva.

¿Qué consecuencias tiene?

El emprendimiento tiene consecuencias positivas y negativas, que se pueden resumir en las siguientes:

  • Al emprender asumimos todo el riesgo de lo que ocurra, tanto si ganamos, como si generamos pérdidas. No sólo asumimos el riesgo económico, ojo con esto.
  • La idea de responsabilidad es muy importante porque seremos el jefe de nuestro negocio, lo que quiere decir que ocuparemos el puesto con mayor responsabilidad. Tanto en lo bueno, como en lo malo, el máximo responsable seremos nosotros.
  • Si logramos crear un negocio exitoso, no hay duda de que ganaremos muchísimo más que un trabajador por cuenta ajena del mismo sector. Sin embargo, esto es algo muy relativo porque nuestro sueldo nunca será fijo, sino que será variable.
  • El horario de trabajo de un emprendedor no es fijo, por lo que trabajará las horas que necesite la empresa, que suelen ser más de la cuenta. El problema de no tener un jefe que nos diga lo que tenemos que trabajar, suele desembocar en jornadas infinitas de trabajo.
  • Sin paro, ni vacaciones. Al menos en España, un emprendedor no tendrá subsidio de desempleo, ni vacaciones fijadas. Por lo que, si el negocio va mal y hay que cerrar, te quedarás con lo puesto. Respecto a las vacaciones, te las tendrás que fijar tú, algo que no todos hacen.
  • Organización. Tendrás que organizar a tus empleados, tener un buen organigrama y tener dotes de líder para que la empresa vaya a flote. Una empresa desorganizada es un desastre destinado a fracasar.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar: